lunes, 6 de marzo de 2017

JAUJA – PERÚ

             
                

SERGIO MIGUEL CASTILLO FALCONÍ

POETA DE ESTIRPE SOÑADORA

Por Luis Albitres Mendo


ARRIBANDO A LA SÉPTIMA DÉCADA: EL POETA Y SU HALO BRUJO
                              

Con razón sus palabras iracundas amotinaron el cotillo en el último festival poético de Bambamarca-CAJAMARCA, donde afablemente me obsequió su poemario Después de la séptima puerta.
Su libro corrobora una ardiente entrega a la poesía, su pasión en el duro trabajo de tallar expresiones únicas e imágenes originales: “Me incendio en este torrente azul/ silente eco de gritos”.

Poemas descarnados por lo sinceros y leales a sus valores. La lectura de sus poemas desencadena un torrente de sensaciones, sentimientos y emociones que tienen que ver, evidentemente, con toda clase de vibraciones estéticas y vívidos estremecimientos espirituales, seducidos por las excelencias poéticas de la mayoría de sus versos.

Se nota, por los depurados trozos poéticos, una indagación reiterada, un lenguaje elaborado, en suma, un trabajo literario constante
.
Temas fundamentales de su poética, estilizados o sublimados, el amor y el sexo, la muerte y la trascendencia, la amistad y su perdurabilidad, la música, el paisaje de su comarca, que en realidad está en los predios del Ande y que se torna en leit motiv de casi toda su poesía.

Emana de sus versos un hálito inmarcesible a favor de la naturaleza que lo circunda y a la cual ama. Sobresalen los briosos escarceos en los azarosos campos del erotismo, la amistad y la reflexión.


ALA SONORA GRILLO (1968-1970): RAPSODA ENARDECIDO

Sus primeros versos marcan la fatigosa labor de esculpir una buena poesía: “clareándome las ganas/ los tonos inéditos/ para transpirar/ la gota engañosamente frágil/ que es, en verdad acerba”.

Y el verdoso grillo, semejante a la cigarra de la fábula, le sirve de estupendo pretexto: “música de alas sonoras”, “un rasgado chirriador solitario/ el silbo del albor”.

Realmente inspirado, encantado con el grillo lo identifica con la esplendorosa poesía: “Así, te rebusco/ poesía sonora,/ alado insecto/ rapsoda/ Enardecido”.

Los versos de CP Cavafis  “Un poco de la ciudad amada/ un poco de movimiento de las calles y de las tiendas” , que Sergio Castillo coloca como paráfrasis, epígrafe u homenaje, nos da la clave.

Muchos poemas suyos de este libro remarcan, ya en las aceras o mercados, el sello popular de su lenguaje, y sin embargo tan excelsamente culto:

“Perfecta ya tu habla/ sorda intensa/ conversando con lo vivo/ pareciera/ ¡Oh!...una desatada uishcata/ palpitante// Contemplada ahoritita iridiscente/ en el bullicioso mercado/ donde rueda libremente, pulcra/ jacarandosa.// Suena acullá torrente/ tu voz primera insuperable”.

Motivos o temas de sus poemas los encuentra cercanos a él: Su lago, violín o guitarra, o los ojos de la amada, siempre. También un bosque, la lluvia, la hierbabuena o la retama, su valle, su estación preferida, los alisos, etc

Otra vez el dorado grillo-poeta: “Nadie sabe el secreto demiurgo/ de nosotros./ Puedo sentirte/ florecida plata/ brinco volantín volado/ de santa mano orfebre./ ¿En las solapas de quién/ amarás?/ insecto significante/ corro a cogerte nocturno/ con todas las llamas sedientas/ incógnito escribiendo./ Ahí, exaltado te descubro/ sereno”; “te espero/ asceta/ anacoreta/ palabra vegetal de anónimo/ saltamontes fullero.”; “Encontrarme/ ululando grilladas/…/ un tocamiento de alas/ grillito/ mordiendo una pena/ recordando una calle/…/ chirría sentimental ahora,/ el aguacero limpio.”; “Encarnada noche oída/ en la que emulas/ grillo a las chicharras.”; “Esta melodía tan sedita tu mimo candente/ arrástrame a mi sino, besándome torrente./ Esencia libre ámame./ Enséñame a escribir musicando./ Debes estar entre las yerbas./ Buscando nichos/ de insecto delirante/ en nuestra tarde, casi sombra/ entregada a la fantasía./ El íntimo gozo/ fuego extendido entre las alas.”

Inventivo sentir junto a un inquieto y fugitivo insecto que le concede versos, en realidad, trascendentes, algunos de ellos de real belleza.


SONORO Y PERSISTENTE, EL EROTISMO


Y el erotismo aparece sonoro y persistente: “Tu perfume de oquedades frescas/ cálida reventada flor salvaje./ Un torrente furioso/ de enero lluvia, verdísimos montes/ ayer olí tus ansias.// Desatado lirio entre los dedos llovizte/ nuestra entregada tarde al delirio/ que nada sabe/ del basto fuego desparramado/ chisporroteado/ amados de noche”.

  
UN QUIÉN ERES. A Hugo Orellana (E.29.06.2007): LA HUELLA QUEDE ESTREMECIDA


Honroso canto al amigo que ya no está, al pintor peruano de fama internacional Hugo Orellana, a quien dedica este poemario, que se convierte en un homenaje.

 Orellana, talentoso pintor wanca, que pisó Europa, hizo estudios en Italia y dejó esposa e hijas en Francia.
“¡Sí! Una flor peruana en Francia/ Tu corazón aliso regado en otras brisas” (Poema 4).
“Un quién eres/ Fútil pregunta/ Para quién sobre la tierra/ deja latidos profesos para nunca el olvido/ O los jamases cristalinos en los siempres/ No olvidar su mirada/ Su ser digno y perenne/ El gesto la manera de sostener/ Las más sencillas tareas/…/ En la comarca lila de pena/ sabiendo los porqués pincelados/ El expresarse con solo el color/ de las mañanas/ De entre luces/ O en tu mediodía/ a viva voz/ Entonando sintiendo en el canto/ el vuelo de los quilinchos/ la honda voz del horizontal valle/ En tu forma útil diciendo/ Sumos de profunda agua limpia/ Ser hecho para el ser/ El testimonio/ La huella imprimada/ Con fuerza teñida/ En el amplio lienzo de tu altura/ La huella quede estremecida/ ...(...) En prístina pátina/ Guapeando amanecidas flores festivas// Lucí salpicado en plenilunio/ tan tuyo bordoneando antaños/ Dibujando sobres gredas ternuras/ Ataura va quedando en tus ojos/ en los ojos de tu pueblo/ Lejos…lejos…en sus lágrimas”.


POESÍA, RUTILANTE REFUGIO PARA AUSENCIAS QUE DUELEN


Poema 2: “La esplendorosa gracia/ Trepidando tus falanges bailando vas dejando/ Polpinto wayta/ Un sentimiento/ Un sentido sentimiento nada más/ Macerado/ Que se da se derrama/ En los sencillos gestos/ En la palabra cumplida/ Los trazos niños buscando ser exactos/…/Ahora en el hueso/ Duelen duro roen/ Y nosotros los que quedamos/ Encontramos tu recio cantar/ jarawis/ llenos de trozos de fuego/ Hilos zurcidores de luna llena/ De veros frente al retrato nuestro/ Asi tus ojos avisadores que deciden tintar tierras/ Los espacios libres/ La innegable composición nativa/ Desde sus conchos el hallazgo sereno/ Cause abierto a los torrentes/ Aguaceros deshilachando los caminos vividos/ Tus pasos y tú empedrado patio/ Parado frente a tu cielo único y claro/ Hilando con  canto/ Vive con ver siempres/ Esos que comprendemos y oímos/ Raudos pasando por el centro de tu plaza/ Sentido sueño de aliso/ ¿Dónde estarás ahora?/ Amigo del alma”.


PARA ALEGRAR LO ENTRAÑABLE


Diáfana y exquisita manera de rememorar mágicos momentos de fraterna amistad, de añoranza, de égloga.

Poema 3: “Del aquel entonces venturosas eran las gamas en las últimas horas tardas/ tendidos sobre el éjido habíamos achispado/ el vino de las despedidas/ Un trago más para los caminos tibios bosques olorosa hierba/…/ Si cantara sumos de savia lo que se siente tierra dentro/ Sería este evocar a contraluz, montes y leña/ Entonces del aquel estaríamos comprendiendo creyendo/ Su carcajeo/ O el solo hecho de evocarnos para alegrar lo entrañable”
.
Poema 5: “De un cuadro tuyo la inmensidad azul/ Compite con el alero viejo añil/…/ La tristeza de embriagada noche/ Encantando luciérnagas/ …/ Vuelvo a los cantos antiguos/ Al rincón durmiente de abuelos/ De jornadas propias en sus guerreras andanzas/ Sus amores pasionales/ En sus bolsillos llenos de estrellas”.


ARROLLADOR Y EXUBERANTE, HUGO ORELLANA


Un himno a la amistad donde una fraternidad espiritual se yergue con la dimensión de un paradigma, un lazo ecuménico más allá de plurales existencias. Quien haya conocido personalmente al connotado artista plástico peruano HUGO ORELLANA, reputado en el extranjero, habrá sido tocado por ese magnetismo que brotaba de su ser. Su personalidad arrolladora y exuberante impregnaba la estancia doquiera él participara.

Lo conocí en Huarás, en un cónclave de artistas organizado por el pintor ancashino Analio Santa Trinidad. Me impresionó tanto su canto y el vigoroso mensaje de su discurso, que a los pocos meses se le invitó a la ciudad de Trujillo a un evento parecido. Aquí expandió todos los dones de su generosidad ganando muchos amigos y admiradores. A su singular talento pictórico unía un particular don para la oratoria y el canto. Dominaba el manejo del pincel y la palabra.

Poema 6: “A veces me destila la palabra/…/ Para contagiarnos un hálito/ un perfume/ Caído de la nostalgia/ Vienes a trancos/ De algún rincón para dar la sorpresa/ Y estamos largo rato conversando/ Tener en los dedos jugueteando una sombra/ Un crispado sentir tu presencia/…/ Las suertes nos unieron un siempre/ Para volver a los recuerdos/ Y verte carraspeando/ Un trago café caña y limoncito/ Dando gracias a la vida/ Dando una mueca a la muerte/…/ Te prestaría un rayo de sol/ Y verte sonriente/ Siempre.”

Poema 7: “Así llegó la hora/ Al ver esa casa solariega de risas/ Ahora ya sin códigos risueños/ Sobre el muro de lajas/ Chorrea una pátina sutil de impaciencias/ Hay solamente un vaho mendigo/ Doliente corrosivo que nos constriñe/ Y el chagual gime presencias/ Nos une a este sortilegio/ Tuyo y pintado en tus uñas teñidas/ La extraña belleza de unos ojos glaucos/ De ayeres colores tan tuyos para eternos.”


IMPRECISOS ENCANTOS, LOS SUEÑOS


Continúa el hechizo de los poemas, recordando al amigo pintor:
 Poema 10 (Un quién eres): “Rápido voy a Ataura/ A conversar con el Kishuar/ Ese que de antaño/ Está callado para llorarle las penas/ ese que me enseñaste a respetarlo/ Ahí está roto por los truenos/ …/ Ahí está solito erguido/ Lo vi llorar torcazas/ verde plata árbol de los encuentros/ Para reconciliarse solo"

Poema 11 (Un quién eres): “Quién sabe de nuestros afanes/…/ Yo te sueño soñando/ Una alameda de guindos/ cayéndote hojas de otoño amarilleando tus canas/ Seguro de ti/ Sueño desgarrado y feliz.”

Poema17 (Atardéscome): “Sueños, parecieran esta realidad pátina de la utopía (…)/ bajo la barca luna que trae sombras quietas/ Son dos ángeles enamorados/ esperando la oscuridad fulgurante del deseo sano.”


ATARDÉSCOME  (E.30.04.2002) : ENTRE EL DESÁNIMO Y LA ESPERANZA


Ese aireado sentimiento a medio camino entre el desánimo y la esperanza, la nostalgia.
Poema 19 : “Conmovidos estremecimientos íntimos llueven/…/ Es roer en ti arcano mío/…/ cuando el turbado aire nos envía la nostalgia"

  
CON LA ALEGRÍA DE UN VINO AÑEJO


Poema 18: “Sintiendo a los bosques llamando/ desde el fondo del valle, entendiéndolos/ Ahora que se aprestan a soñar/ Un sol, que ya se fue callado/ Dejando en la boca un sabor esmeralda/…/ Leve ahora el viento acarrea esta pena/ con la alegría de un vino añejo.”


DE LA COMARCA, LOS AFECTOS INFINITOS


Poema 16 (Atardéscome): “Mi asombro al primer resplandor de la noche/ me constriñe/ más allá del firmamento que se cuaja de estrellas/ dándole un beso en la mejilla al plenilunio/ reflejado en las charcas/ Puedo exclamar ahora pacífico/ el destino anónimo que me otorgo/ leyendo tus breñas natal lar/ encendiéndome.”

Poema 15 (Atardéscome): “Recojo en los caminos aromas frescos amaneceres/ me diferencio con aquellos/ por tener los bolsillos plenos de cantos rodados/ Mágicos amuletos pétreos/ este gozo bien andado/ Escuchando como va el arroyo/ contándome historias claras/ entre trinos y zuritas/ bebiendo rocíos en las fondas.”

Poema 11 (Atardéscome): “caminos abiertos de esta tierra nuestra/ caminarlos con paciencia/ en amanecidas noches/ por las tardes cuando se cierra el día/ esplendoroso ocaso…”
Poema 02 (Atardéscome): “Una abierta y dulce sonrisa ilumina la plenitud/ de la alunada medianoche”


DESPUÉS DE LA SÉPTIMA PUERTA –E.5042009- POETA DE ESTIRPE SOÑADORA


Poeta hasta el tuétano de “estirpe soñadora”,  tal como reza uno de sus versos en el poema 13 de su libro ATARDÉSCOME.

DESPUÉS DE LA SÉPTIMA PUERTA: Poemas de una madurez reflexiva de trascendentes cavilaciones sobre el ser, la vida, la muerte… Entre los infiernos fementidos y el paraíso prometidos:

“Pude quedarme escuchando esplendorosa música/ de las trompetas de Jericó,/ anunciando tu llegada a la divina luz/ que te propone el paraíso./ Este puma devorante ángel mío,/ que se yergue siempre me deschavó./ Volví a las extendidas praderas lilas/ de mi concreta esencia/ vuelto a casa/ reconquisté la noción de estar soñando.//…/ tomé aliento de las invocaciones de mi estirpe/ fortalecida: de lambras/ diablo fuerte/ palo santo/ por seguir sobre florestas selvas adoradas,/ venturas que viajan dentro nuestro.// Mis afectos hicieron este milagro de seguir caminando/ sin importarme lo pasado, el momento fatal.”

Con gran facilidad entendemos los entornos o las causales de sus ascensiones, la lúdica fosforescencia o la luz destellante que alumbra, esta vez sí, de verdad, su evolución hacia campos místicos. Y todo sin dejar de mencionar y amar todos los elementos de sus querencias, de su entorno.


NUESTRA PROFUNDA Y ÚNICA HEREDAD NATAL


 Copiosa fragancia poética en olor a refinadas remembranzas, personalísimas disquisiciones de su propia niñez, su madre y algunos detalles de su propia vida, tal vez un accidente que lo llevó a perpetuos amaneceres espirituales entroncados con jerarquizados versos que se elevan a una poesía de estéticas sublimes, que tocan por momentos estancias ascéticas, místicas, no sin dejar sentado su afable apego a las magnificencias del deseo y el placer carnal:

“¡Ascendí!/ Me atreví/ a palpar la aurora/ en la más alta cima andina./ Vibrando/ volví en armonía, a esa flor sincera y mía/ aquella recogida de limbos púrpuras,/ esperándome siempre viva./ Puedo decir consciente;/ conozco la decisión de los dioses./ Las níveas cordilleras reflejaron mis niñas,/ ya no era el mismo.// Alborozados, festivos, alegres danzarines/ de nuestra profunda y única heredad natal;/ con sus trajes milenarios arco iris/ venían a consolarme, a darme el ánimo,/ a alegrarme como nunca,/ recobrándome la conciencia, estaba al otro lado/ cantando la finitud, donde fui ordenado/ a ti santa, lúcida palabra, quedándome iniciado/ para servirte lealmente.”

 
RECONOCER QUE EL CAMINO ES ARDUO


Es uno de sus tantos versos, palabras que conllevan la humildad del que reconoce cuán laborioso debe ser el trabajo poético, aún realizando un despliegue de inspiración y reconocimiento de los esplendores del folclor provincial, las danzas, los festejos, sus encantos encarnados en los colores de sus vestimentas, su identificación y transustanciación, incluso en sus movimientos y andares.

“Tu palabra inquiera/ que sin oscuridad no hay luz, una parva de fúlgida luz”

Un erotismo sutil de esclarecidas magnificencias surge en casi todos sus poemas.

“…y verme antes que la carcoma/ pudra estas carnes,/ que hicieron del gozo íntimo sus efluvios/ el deseo vital su crepúsculo de oro,/ el deleite de oir el canto de las aves/ lindando el amanecer casto.// Escuchar el timbre de tu argentina voz/ llamado tuyo/ mi erecto pasear por tus campos/ de amapolas enardecidas.”

Instintivo y placentero, emerge siempre en sus versos la euforia, la ley de los gozos creativos y justo enhebrados a las circunstancias andinas, sus floras entrañables, faunas y paisajes.

“Digo: es el cuerpo/ que hicieron mis padres/ con los cariños de siempre/ creado entre los artes/ bajo los chaguales, entre aromas de trébol, pasto mojado, cantutas,/ hierbas santas, verbenas, gualdas arenas/ frente a eternas nieves contempladas/ escuchando clamar candores y el goce santo.”


REFERENTES DE UN MAGNETISMO MÁGICO


Enigmático pero pleno de extasiantes puntos de referencia es el poema donde resalta, exaltado y nostálgico, ciudades, lugares, ríos o lagos de restallantes consonancias románticas o sencillamente referentes de un magnetismo mágico: El Ermitage de San Petersburgo, la Torre Eiffel de París, la laguna de Paca en Jauja, Rapa Nahui, Estambul, el río Orinoco, el lago Titicaca, estepas de Siberia, Pekín, Bagdad, Hong Kong, Venecia, Mauritania, el mar Adriático.

Es decir, la nostalgia de lugares emblemáticos conocidos ya o aún por conocer y lamentar la imposibilidad, una vez descarnado, de asistir a tan bellos lugares:

“He dejado lo natural tangible y seré solo aire/ intangible volátil sin peso./ No poder siquiera ser un suspirar.”

Poemas inspirados éstos en lo que hubiese dejado de hacer, imposibilitado ya, por la volátil estructura de su cuerpo inerte ante la contundencia de un accidente malhadado.
La jerarquía alcanzada en estos poemas, escritos en su convalecencia, dice mucho de la altísima sensibilidad poética que convierte en trascendentes poemas el dolor, la soledad y la modorra acumulada en esos largos, extenuantes e incandescentes días, que se convirtieron en precioso tiempo para la creación, evolución y el ascenso espiritual del ser humano sufriente.

Y a la par de nostálgico, no deja de ser irónico:

“Bajo el sombrero diáfano de mi madrastra, querida niña/ que me contagió sus manías/ de comer maní, pistachos, castañas, pequeñas alegrías/ grandes albedríos/ y los modales decentes que te caracterizan/ para ser difícil en los tratos/ con los que no tienen gestos nobles, galantes.”

O tal vez no lo abandona nunca ese niño que baiotea permanentemente en su cerebro y en su corazón, por eso resalta ese poema donde se atreve a enumerar sus juguetes primigenios inventados con abalorios naturales, tronquitos, piedritas, etc., los cuales internados en su imaginación se transformaban en lso más poderosos sueños de su infancia, combinándolos con las posibles profesiones a escoger, para dar fin al poema en el incontenible chorro poético de tierna inspiración:

“Y tú, calladito mirando los remansos/ donde las agüitas hacían los grandes lagos/ de tus visiones/ por ahí entre los musgos/ como las chalguas/ o acogerse a contemplar/ cómo el día cambiaba de colores/ entre el espejo de las cochas y tus miradas serenas campesinas.”


DULCE VIOLETA DEL ENCANTAMIENTO


Inspirado en su madre, bellísimo poema, de acuerdo a la sensibilidad heredada, con la maravilla hecha infancia y todos los felices recuerdos de esa venturosa etapa.

“Mamá,/ maestra mía/ estás en las alegrías íntimas/ que llegan con lloros profundos/ para sentir la diferencia/ entre la alegría plena la tristeza pena./ Ver transparentes cascadas de cariño/ mucho más,/ que nunca olvido,/ oro derramado en el mar./ La plenitud de saber que estás al centro/ del plenilunio entregando a tu sombra/ la iracunda violeta dulce del encantamiento/ tu flor preferida aquella sencilla y humilde/ nativa de jardines nuestros,/ la añoranza.”


AMANECES CON LAS MISMAS QUIMERAS


El titilar de la inestabilidad y la relatividad de todo, se muestran en estos memorables versos, la tentación del fracaso, el acoso de los infortuniosranz, y sin embargo, oculta la persistencia, la esperanza :

“Dices que un lunes de harto trabajo/ caerás bajo el real manto de tu porfía/ de insistir en las causas ya perdidas/ las justas.// (…) Abandonado de dilaciones ciertas/ te llenas de incertidumbres y amaneces/ con las mismas quimeras”

Remembranzas fugaces de sus fragorosos años estudiantiles en la universidad:

“Los volantes subversivos entre los cuadernos/ y ese sabor a nostalgia de los cantos/ huaynos/ vagualas/ yaravíes/ mulizas/ huaylarsh/ Los tuyos, la melodía alta de pájaros salvajes”


EL RARO ENSUEÑO DE ESTAR CON VIDA


Versos que aquilatan la rebosante alegoría poética del sorprendente fraseo DESPÚES DE LA SÉPTIMA PUERTA que da título al libro y que constituye el principal poemario.

Es la crónica de ese sentirse entre la vida y la muerte, y ese sabor a nostalgia, el vislumbrar de algo desconocido. La convincente sensación de estar entre la vigilia-vida y el sueño-muerte, justo después de un accidente, en plena experiencia hospitalaria de médicos, quirófanos y salas de recuperación.

“Tomó mi mano la enfermera/ me sacó del raro ensueño de estar con vida”, “Frente al gran ventanal oscuro/ Es inquirirse/ Encontrar que las puertas se cierran/ Es buscarse en el entrecejo del alma”, “Cae un sol diablo casi rojo sobre mis cejas./ Vuelvo al valle me encuentro con mis palabras brotando/ de nimbos y pajarillos/ jilguerando saudades./ Un microbús me vuelve a tender/ su anzuelo de realidad”, “Agradezco haber quedado maltrecho/ me hablo/ al contemplarte destrozado cráneo mío”

La valentía y el coraje, combatir la rabia e impotencia frente al dolor, con mucha poesía y mucha laboriosidad pensante:

“Saber que vivo más intensamente/ yo que proclamé sentir la vida adentro/ (…) Me admiro percatándome de los silencios puros bajo una caverna de cemento/ sin respirar y no salgo del asombro de verme completo.”, “es una venganza de libélulas/ las que me traen los dolores.”


ESTE REGOCIJO DEL NUEVO DÍA


Un soliloquio fuera de serie, atrayendo hacia sí retazos de pragmática meditación en venturosa travesía poética:

“Cuando las dudas ensombrecen las sendas verdaderas/ que son incólumes de tu cierto pensar/ Ver/ Escribir/ Estar al acecho/ O en guardia/ de tus menesteres/ abrigándote de cualquier infortunio/…/ entre los meandros de este Mantaro/ Tardo, apacible, que transcurre las reflexiones/ trayéndote presencias de datos íntegros/…/ Solo quedarán en tus adentros/ en esplendoroso sol de tarde/ haciéndole ribetes a tu ventura.”

“la contemplación me cogió llorando/ viendo ese cielo/ hasta cuando tarde los luceros/ me entibiaban el alma/ …/ El amanecer era escuchar a los gorriones/ en sus nidos,/…/ Ver cómo las acrobacias de los picaflores/ eran por alegría y sabía que estaban conmigo comulgando/ este regocijo del nuevo día.”

 
AUSENCIA – E.42011: PERSISTIENDO EN AMARTE, ESTA CIEGA NOSTALGIA


Cual otro TRILCE de VALLEJO, poemas cortos, plenos de sonoros versos con ideas que bordean la experimentación, el creacionismo de vocablos nuevos, la descripción y el acercamiento al haiku japonés, con mayor espacio :


“Persistiendo en amarte/ Facto tácito secreto.”, “Laderas de acantilados/ Piqueros cual penas zambulléndose/ en el líquido y ardiente verano/ soñado/ Ahí estás parado/ tiznado de ternuras idas.”, “…cantan los himnos/ En el silencio sonoro/ de los ichus titilantes.”, “crece el río sagrado/ baja desde el atardecer cardenado/ esfumándose felino en el llano/ cual ordenada flor ciclán nos besa”, “De los encuentros soledosos como dos sonrisas/ la diminuta resplandeciente flor siempreviva violeta de los vientos” , “…en un amanecer fundando amplitudes/ a insondables azules esmeraldados” , “liturgia/  cantiga de aves/ cielo/ espejeado eco en el lago.” , “Aún cuando sueñan florestas selvas nuestros ríos gaviotas, picaflores, un olvido entre tus manos./ ¡Un lirio!”

Seis poemarios de Sergio Castillo que marcan un derrotero trascendente y valioso en la poética latinoamericana.


sábado, 25 de febrero de 2017

CHILE: WILMA BORCHERS CARRERA

CHILE, AMÉRICA DEL SUR


WILMA  BORCHERS  CARRERA

EN LA TIERRA DESPOJADA, YA SIN FUEGO

Por Luis Albitres Mendo



"La poeta y escritora termina en el jolgorio de una gesta humana que es pintada con todos sus colores y sonidos; que se apea justo en donde sobresale la evidencia de una raza invicta, a la que no ha llegado el tremendismo de la descomposición moral y la hecatombe de la indignidad. Porque en ese avatar la naturaleza fortalece la dignidad y es una sola con el hombre que sabe respetarla hasta el exceso. 
...en esta obra, el paisaje es otro. Wilma consigue como pintora de mundos disímiles, resumirlo de manera genial tal vez para encontrar el eco de su propia esencia cromosónica, con una capacidad de descripción que gusta y estremece"
Carlos Garrido Chalén , "La Montaña del Juramento" (Pág. 59)-

PARA DEGUSTARLOS CON MAYOR DELECTACIÓN

Resplandeciente pueblo Yagán, en palabras de Wilma impresas en la solapa, "desterrado para siempre por la ignominia y la ambición".

Los yaganes hablaban una lengua, que como escribió Lucas Bridges, "dentro de sus propios límites, es infinitamente más rica y expresiva que el inglés o el español".

La inauguración del VI Encuentro se vio honrada al presentar el libro "LAS SOMBRAS DEL FUEGO" de la notable poeta y narradora Wilma Borchers Carrera (Santiago de Chile).

Autora de varios poemarios publicados. Con su obra "La dueña de los lirios" (1986), fue una de las diez ganadoras del Concurso "Los mejores cuentos de mi país". Sus obras figuran en varias antologías de Chile y del extranjero, Editado en papel de gruesa textura, sus ilustraciones, de una estética estilizada, están en la misma jerarquía de los textos, algunos de los cuales se leen varias veces para degustarlos con mayor delectación.

CENTELLEANTE MEMORIA POÉTICA: RESPETANDO LO SAGRADO DE CADA CIELO

Centelleante memoria poética sobre una etnia arrasada, prácticamente exterminada por la insanía y ambición desmedida de unos hombres contra otros en la época de la invasión.

Una comunidad patriarcal descrita admirablemente en el siguiente poema en prosa: "Las mujeres siempre han asegurado/ que mi abuelo es un poderoso / chamán, recolector, curandero, / sabedor del tiempo y las raíces. //Entona cantinelas, abraza espíritus, aspira daños, eleva sus manos y al soplarlas, ahuyenta dolores o maleficios.//Él, junto a otros ancianos, dispone la ubicación de la / Casa Grande, es allí donde se nos prepara para lo más/importante de la vida. Preservar las costumbres, las / tradiciones, los ritos, cuidar a nuestros ancianos, amar/y proteger a los niños, custodiar al mundo que nos cobija/ y nos brinda en abundancia, sin abusar de su generosidad,/respetando lo sagrado de cada cielo.// En invierno, es la gestación y la pausa, el verano trae la vida, / el movimiento.//Yo digo:/ "Las manos de mi madre tienen algo idéntico a las de/ su padre, ambas son un mismo consuelo y saben alejar/ sueños dañinos".

ENALTECIENDO LA SABIDURÍA DE UN PUEBLO

Realmente el poema que antecede constituye la descripción de un auténtico diario de vida, enalteciendo la sabiduría de un pueblo.

Otros versos memorables, en los que Wilma nos sorprende con su fascinante imaginación y deslumbrante sensibilidad poética: "Yo me imagino que las mujeres somos como el viento, día/ y noche andamos soplando cantares y contentos".

Percibimos, sin esforzarnos, un espíritu religioso colmado de refulgente contenido,versos que elevan su espiritualidad en bellas oraciones:

"El Gran Espíritu Puro atiende nuestros deseos. El Gran Padre/ es el aliento que agita a favor de nosotros un baile eterno,/ ese incansable ir y venir de las mareas". "Antes de dormir,/ le digo al Gran Espíritu: "Gracias por tus ojos/ que caen sobre el sendero/ que transito,/ gracias por tus pupilas/ dispuestas en todos/ los caminos". "Luego entramos al viaje de los sueños, ese paisaje que me/ trae flores y peces de colores
encendidos.//"Afuera ronda el viento, gruñe y rezonga, furioso entre / las peñas"


POEMAS QUE CALAN SENSIBILIDADES:
CLIMAS ADVERSOS TALLARON SERES HUMANOS EXCEPCIONALES


Versos que calan en las sensibilidades y que retrotraen tiempos idos, cuando climas adversos tallaron seres humanos excepcionales. Ellos también inventaron las formas para gozar de la vida, aprovechando lo que la naturaleza les brindaba.
Un ejemplo clarísimo, cuando las ballenas varaban en sus costas para morir, precisamente como un regalo de los dioses o una maravillosa forma natural de trueque que la sabia naturaleza entregaba a sus criaturas en una extraordinaria aquiescencia por el respeto a sus leyes.

El invierno austral en toda su crudeza y cómo supieron instalar el jolgorio en medio del sufrimiento, justo cuando les caía del cielo el alimento necesario para combatir el frío : "Este es un tiempo de alegrías, dejamos de ser ráfagas, intemperies o ventiscas./ El invierno se instala, duele respirar el viento helado, el aguanieve es frágil, como menudas escamas de hielo, golpeando sin detenerse, con sus constantes salpicaduras al universo.// Solo el espíritu del fuego detiene la voracidad del frío".

O los escarceos mágicos de sus creencias: "Estuvimos cantándole, le dijimos palabras hermosas, hasta que la luna tranquilizándose, poco a poco, volvió a mostrar el albor de sus mejillas congeladas".

SE DISPERSÓ EL IDIOMA DEL FUEGO... LIGADO AL DEVENIR DEL OLVIDO

La vida y la muerte en una geografía inhóspita pero sobrellevada con sabiduría, valentía y coraje, por unos seres humanos fuera de serie. Impresionante, la descripción de la llegada del invasor y el estrepitoso fragor de la rapiña:

"Sobre sus principios golpeó la risa extranjera, / La zarpa del miserable rapaz en su miseria".

Lo que sucedió al idioma de esta etnia aludida en el poemario, reducida al exterminio por los blancos, está sintetizado magistralmente por la autora:

"Se dispersó el idioma del fuego, / Nevazones, lluvias, disolvieron sílabas/ su arder se deshizo en agua nieve. // Él se despidió con dedos de humo, / Extraviándose entre nubarrones y granizos. // Lo que ayer fue vivaz reflejo, / Haz de lumbre, simiente de ascuas, / Hoy es hato de espíritu rendido. // Amanecer sin trayecto, reino de luces ciegas, / Brasas muertas/ ligadas al devenir del olvido. // En la placenta del légamo entran/ ensoñares de ceniza".

Con mucha sensibilidad y estupenda calidad poética, Wilma Borchers Carrera, con este libro, se inscribe dentro de las poetas latinoamericanas de mayor jerarquía. Efusivas congratulaciones estimada amiga y que los éxitos continúen por siempre. Y cada vez mejor.









miércoles, 15 de febrero de 2017

AMÉRICA LATINA CON ALTÍSIMA POESÍA EN RISTRE









AMÉRICA LATINA

                                                CON ALTÍSIMA POESÍA EN RISTRE                                                                      
(Registro de una predilección por algunos poemas)

                                                              Por Luis Albitres Mendo


CIELO DERRAMADO SOBRE ESTANCADO AZUL


Imaginativo y sensible vuelo descriptivo, soberbia pictografía poética, de brillante especulación estética: LAGO SAGRADO de MARCELO ARDUZ ( BOLIVIA ): “desde la rumorosa orilla del Compi/ solo a la brisa se le ocurre lanzarse a navegar sobre tu abismo de agua// al borde de tu rumorosa ribera/ se detienen/ los árboles en fila porque/ no saben nadar/ encendidos los motores del alba/ distiendes lentamente los cielos/ para sostener el vuelo de las aves// de ti sale el sol/ montado a caballo/ levantando/ polvareda de leves nubecillas/ rosas// a lo lejos los caseríos navegan/ a la deriva y arrastrando olas/ se acercan o alejan según sopla el viento de la tarde// una solitaria barca/ levanta vuelo/ internándose en cielos/ que desconoce/ y cual sombras arrastra/ el oleaje de los cielos// al sol le cuesta/ desprenderse de ti/ pero abierta la herida/ el crepúsculo cae/ (…) cielo derramado/ sobre estancado azul/ cielo caído también tú/ por querer ser más azul/ caes gota a gota/ caes y sigues cayendo…(para ascender en lluvias algún día de nuevo/ al detenido azul)”.


EL ARTE DE ANDAR Y EQUIVALENCIAS de MIRIAM CALORETTI ( PERÚ ): “Cuando alguien ama/ inventa, recrea su infinitud/ sosiega los instantes/ de sus arrebatos// cuando se develan las intenciones/ la plática sobra/ los húmeros se abren/ a los besos castos// cuando el deseo ansioso/ con su vara tímida explora el sacrosanto/ fugan los rayos de la luna ignota/ mágicos destellos se descorchan// cuando se fermenta la matriz/ al sumo exacto, se desentraña el cenáculo/ bulle el mar a lo ancho/ substrae su madroño y epicarpios// cuando se espurrean los dones/ grafenos cristalinos se atizan// Insignes en la contienda/ gozan en el ocaso”

Poesía erótica de una extraña sutileza, que evade la morbidez de las metáforas explícitas y florece en calidades de altísima raigambre lingüística y poética.


UN ABRAZO, ES SABERNOS VIVOS UN INSTANTE


ES LO QUE ES…de JUAN CARRIZO ( ARGENTINA ): “Un abrazo es la extensión/ de un sentimiento mutuo/ es dividir entre dos/ el peso del camino/ y un hasta pronto…// Es sentirnos,/ es mirarnos con el pecho/ y con los brazos/ y es un brindis/ y un castigo/ y el perfume de un abismo/ y un anillo…// Un abrazo es un pacto/ entre clavículas,/ un horizonte,/ es la palabra sin sonido/ pero con eco interminable.// Un abrazo es la brisa/ que no sabe de distancias,/ es el miedo protegido/ un ahora con sabor a mañana,/ un cardo azul marino.// Es latirnos,/ es sabernos vivos un instante/ y es el tacto/ y la huella/ y el fastidio/ y es un muro/ y un pez amarillo…// Un abrazo/ es y tiene nombre/ pero si es bajo la lluvia,/ entonces se llama:/ Tunombrejuntoalmío.”

Original punto de vista frente a un elemento humano de crucial importancia emotiva.


INMORTAL  RECUERDO: AQUEL FURTIVO Y PRIMIGENIO VIAJE


ALADO SUEÑO de GRACIELA CERVANTES ( MÉXICO ): “Te escribo: para escampar el cielo/ y la mirada lluviosa del enlutado invierno./ Escribana de ti, de tu inmortal recuerdo/ tiembla mi mano de placer imaginando/ diestras caricias latiendo en mi lenguaje./ Mi palabra jamás superará al silencio/ pero consta a bandadas que: te amo…/ Que mis signos de luz, oscuros pájaros/ lleguen a tiempo a posarse en tu regazo./ Qué designios revelarán que no conozcas/ de aquel furtivo y primigenio viaje/ alado sueño, de rosa y vientos/ que anidaron tus puntos cardinales?/ De buena tinta tal vez te contarán:/ que cuando escribo tu nombre/ estrellas nacen…/ y en el añil del cielo brillan astros/ augurando equinoccios en los parques/ de este mundo anegado en que me guardo/ un gigantesco sol para tu templo./ Fugaz estrella es pronunciar/ tu nombre/ en la creciente indiferencia de tu pecho/ ¿Por qué será que a ríos de distancia/ cada gota de lluvia, evoca al mar?/ Y a la intemperie de tu alma/ de sal y azúcar son mis ansias/ que advierten la humedad y la nostalgia/ nubes que exhala mi ardiente corazón.// A contraviento, te escribo: Amor/ y contra todo presagio/ en una rosa de cuatro puntos lanzo/ oscuros pájaros, a constelar el cielo.”

Finísima poeta, la autora de estos refinados versos, alada alondra, que hace del amor y el amado, el signo vital de su existencia con vibraciones cósmicas que abarcan la totalidad de nuestro entorno.


TRÁEME TU AGUERRIDA ESPERANZA: TE ESTÁN ESPERANDO PARA AMAR TU  RISA


AGÜITA de SONIA CONDORI GUTIERREZ ( PERÚ ). Con la sencillez de una preceptora de niños, pues se inspira en ellos y en sus sueños, los esplendores poéticos alcanzan la maestría y la intensidad de un César Vallejo: “Agüita charquito ingenuo de calladas canciones/ acompáñame unos días, unas horas,/ para  mirar en ti, la vida/ la vida que sueña, la vida que llora/ la vida que vende desayunos náufragos/ que alimentan mis pies cada mañana.// Agüita, te están esperando arriba, en el cerro, en la última casita/ en una taza de ternura calentita con sabor a manzana/ te están esperando para amar tu risa invadiendo los días,/ humedeciendo el pan solitario,/ Agüita, delinea de sombra la luz clara de tus pasos/ para que descanses sobre la arena/ caminando espíritu de colores/ Agüita cúrame las penas; que nadie sabe, cuando te rezo a oscuras/ Agüita, vamos, aspira…gira…canta…camina…sigue…/ que el sol tiene pasos de niños felices/ sentaditos en la puerta de mi casa/ apoyados en la pared sin pulidos, ni mármoles./ ¡Agüita, este día no te vayas y tráeme tu aguerrida esperanza!”

Sostenidos por la alegría de su canto, sus tres poemas exorcizan a las penas y combaten las penurias pues “siempre esperan y aman/ Les doy mi abrazo y recibo su sonrisa”. El efectivo trazo lírico de una maestra que ama lo que hace.


UNIVERSOS PARALELOS de ALBERTO DESTÉPHES ( HONDURAS ): “Yo era un número finito,/ al interior de una noche, cuando te conocí.// Desembocaba en tantas orillas,/ recorriendo épocas y tiempos inmemorables,/ mucho antes que la nebulosa fuera.// Reinventaba al dios Apolo/ quien no perdía de vista/ los anaranjados limbos del otoño.// Existía dentro de esta esfera hacía miles de soles,/ al otro lado de la formación del agua;/ alrededor  del libro de la existencia y las curvas del tropiezo.// Subsistía en el lineal tiempo de la desesperación,/ en la distorsión de la angustia por tu cuerpo.// Tú estabas en el universo paralelo de mis pretensiones,/ donde respirabas mi angustia, / mi luz, mis partículas, mis moléculas…/ lejana, a la otra orilla de mi caos;/ a la orilla de mi inconvexidad delirante.// Yo sofocaba las ambiciones recorriendo galaxias para conseguir los espacios de tus piélagos// Descubrí las fuentes que germinaban de tus costillas/ el secreto del tiempo; el padecimiento amarillo,/ el árbol de la vida…el vino que consume/ eternamente la desolación.”

Poesía caudalosa, perfilada de audiciones profundas, enfundada en un sutil erotismo descubriendo universos en detalles inéditos de una originalidad prodigiosa.

Su poema “Hijo de una Diosa y un Mortal”, sintetizado en el cuarteto siguiente: “Balanceándote en la cuerda floja del instante,/ caminas el sentido contrario de los besos,/ desapareces en los espirales de los deseos;/ fugitivo, tu cuerpo surca los muros de las neuronas”, marca un lenguaje lírico de alta potencialidad poética, dilatando el placer de leer poesía auténtica.

RECOGIENDO PAÑUELOS de ANDRÉS DÍAZ NÚÑEZ ( PERÚ ), resuelve su estilo acudiendo a los cantares otoñales de una poesía nostálgica (Crepúsculo, Divina luz, Soneto de la ausencia). He aquí unos versos de su pluma: “Aquí estoy recogiendo pañuelos/ de los débiles cordeles del tiempo,/ los recojo entre penas y desvelos/ mientras algunos vuelan con el viento.// Son los pañuelos que alegres bordamos/ con los hilos de nuestras ilusiones/ aquellos días que despiertos soñamos/ entre sonrisas, besos y canciones"

LA CALAVERA/ A las mujeres asesinadas por sus amantes, de BÁRBARA DURÁN CRUZ ( MÉXICO ), es un descarnado alegato y un sesudo batallar contra los feminicidios criminales que se ven, desgraciadamente a diario, publicados en los medios de comunicación. Versos que no necesitan presentación: “¿Dónde están las Catrinas?/ mujeres cenizas/ mujeres malva_hadas/ mal amadas/ las malqueridas…// (…) Con las palmas astilladas por sus propias uñas/ con las escrituras permanentes de la impotencia/ Con las cuencas astilladas por sus propias lágrimas/ Sin acuse de recibo por los años compartidos.”

CADENA DE LUJURIA DIARIA de WILLIAM GONZALES PÉREZ ( PERÚ ), la palabra que bulle impenitente a borbotones, sones que avasallan con mensajes al cerebro y a la emoción. Poesía en prosa, versos continuados: “un puñal que te condena una miseria que no perdona una lujuria que te atrapa un puente del que cruzas y el arma en las esquinas con una voz reconocida van las letras dibujando la sentencia de tu vista unos párpados volubles al antojo de tu boca y esa mano que acaricia el pecado de la furia todo escrito para ti para tu afán de discutir la misma interrogante de la estrella por ver tanta pena sumergida en la misma causa del inicio de este viernes por la noche se va consumiendo la vela se van arrojando los focos y el cigarrillo que no es mío y se pisa con las ganas de cenar junto a esta margarita que irradia sus brazos como deseando consumirnos con su encanto”

CARGA DE OBSTINADA LANZA de ELENA HERRERA NISHIOKA ( PERÚ ), es un muestrario palpitante de excelente poesía erótica. Vuela su imaginación eludiendo situaciones explícitas. Evanescente y trémula no teme convertirnos en confidentes de su incendiaria elucubración: “Tomas por asalto/ el control final de mis dominios/ embestida esgrimiendo decisiva/ carga de obstinada lanza/ que acomete penetrando mis fronteras/ arrasando con el último vestigio/ el volcán ancestral de mi existencia// En silueta de subyugante fragua/ eres cómplice incendiario, ávido rapaz/ agotando mis venas.// Con precisión certera me aprisionas/ y a fuego devorante me extravías/ absorbiendo mi sombra de movediza arena/ y arremetes con ritmo electrizante/  rompiendo el límite total/ de mi defensa.// Tu lanza de vidrio esmerilado/ ostenta el mapa astral de mis estrellas”

EL POETA, HECHO UN ROMPECABEZAS de CÉSAR GONZALO MEJÍA LOZANO ( PERÚ ): “El poeta, hecho un rompecabezas,/ incompleto y suicida/ busca reunir sus huesos/ en torno a la oscilante luz de una antorcha// Busca sus manos/ Y encuentra bandadas de palomas grises.// Busca sus pies/ Y encuentra caminos viejos y olvidados.// Busca sus ojos/ y encuentra horizontes prohibidos./ Busca su tórax/ Y encuentra un muro golpeado.// Busca su corazón/ Y solo encuentra a un niño sin madre,/ en cuyas manos anida la luz de todas las antorchas.”

Buceador de la travesía definitiva, original modo de expresar las interrogantes expresadas por todo mortal pero que el poeta hace suyas, trascendiendo con ellas, la incertidumbre y precariedad de su acento.


LA TRAMA INTANGIBLE DE LA PALABRA NUEVA


COMO VIENTO DESATADO EN MEDIO DEL ESPACIO , soliloquio del asombro frente al cosmos; EN EL MUNDO LÍQUIDO DE LA PALABRA, hidropoesía esencial en un personalísimo juego e intercambio que finaliza en un electrizante trueque con el rayo y el trueno, del mar a la pradera celeste y todo lo que significan los vasos comunicantes e intercambios con la naturaleza; 

DESCRUZANDO EL SILENCIO EN UNOS VERSOS, de GRACIELA PAOLI ( ARGENTINA ),tres poemas escritos con una maestría poco común, realmente admirable: “y he callado de sincero asombro/ de mudez de pájaro encantado/ por la silente reverberación germinativa/ que encierra tu boca clausurada de poemas./ “De este lado del vientos”/ tu pluma quieta dejó auroras inconclusas/ a las que llego por la hondura inmanente de los versos/ buscando la luz sin retorno que en tu viaje te llevaste./ Mi avidez de verbo deambuló por los zaguanes de tu casa/ descifrando en la esencia de tu voz dormida/ la trama intangible de la palabra nueva”. Diálogo de recóndita admiración a Dora, poeta ausente, y de un palpitar lírico fuera de serie, propiciado ante su evocación y recuerdo. Tres poemas de Graciela Paoli, de relevante jerarquía estética que la sindican poseedora de un prodigioso talento poético.

CENTAURO de DENISSE QUISPE OCAMPO ( PERÚ ): “Indomable centauro,/ raudo, curtido por el tiempo, las penas,/ los deseos sin saciar/ tu rudeza me hiere y encandila,/ tu seductora fiereza exacerba mis entrañas/ tu esencia indómita se transmuta con la noche,/ tu fragancia desnuda me sumerge en salvajes delicias, te despojas de tus cortezas,/ sienas y sombrías penetrando los secretos de mi bosque.// Devoras mi fruto, caldoso, carnoso,/ bebes de mi arroyo voluptuoso,/ dejas huella, haciéndote paso a mi espesura lúbrica,/ hacia el claro donde me encuentras.// Bestia exquisita, alazán de crines fuertes,/ de pecho amplio, de abisal mirada,/ de alma ancestral, arcana como la mía.// Renunciaré a mi piel de loba,/ a mi destructora sed vampira,/ a mi caprichoso deseo felino de atraparte,/ llévame por la senda extasiada de placer,/ cabalgándote, como aquella noche,/ en la que fui tu amazona.”

Frenético discurrir de una poesía erótica infatigable y abierta, con el poder y la fuerza que conceden el esplendor de la juventud y la asombrosa capacidad alucinante del afán de descubrir, de la aventura y la curiosidad, expuestos también en los poemas Anárquica y I want you, en forma intensa y fogosa, con el fragor de una altísima calidad literaria.

TITICACA de LUZ ELENA SEPÚLVEDA JIMÉNEZ ( COLOMBIA ), poema que corona los tres seleccionados , todos envueltos en joyeles poéticos, donde la sensualidad de la palabra enamora los sentidos. Homenaje a Rubén Darío, surrealista y onírico, posee un encanto especial.
             
LÍNEAS, entre dunas y atardeceres zigzagueante inspiración enfocada en  las líneas de la mítica Nazca peruana. Luz Elena, viajera impenitente, poderosa con la palabra, se apropia de paisajes y espacios iluminando pampas y cordilleras andinas, haciendo refulgir la Historia.

En TITICACA reverbera su incontrastable estro poético intenso y pleno: “Ojos de tigre en cuerpo cerrado/ esquiva/ cobijo de aves/ cortejo/ de albores en concierto del totoral/ sobre pantanos de savia/ Las flores se aíslan/ vibrando a refugios pajizos/ mercados/ en el refriegue de peces salatarines/ Totora/ trepa en el limbo de enigmas chamánicos// Quechuas, Aimaras, Uros/ en sopa de anfibios/ batiéndose/ en chispas sosegadas// meciéndose/ Isla de sol a brincos/ en el ardor de arterias atinadas// Puno/ por un lado y Copacabana por el otro// Perú y Bolivia/ se cortejan al reflejo   del sol.
                                                                                                                                        
Todo un himno a la fraternidad latinoamericana.


BRONCA RESONANCIA, FUERZA Y ENERGÍA ENRAIZADAS EN LA ARAUCANIA


CEREMONIAL DE LA LLUVIA de OLGA TORO MUÑOZ, nos deja con el deseo de leer más, como si el poema abarcase una perspectiva muy amplia trocándose en un reportaje nutrido de anatemas y potentes reclamos.

VIAJE AL PAÍS DEL AGUA, en cambio, insinúa noches y recuerdos gratificantes, nutridos de eróticas reminiscencias e imágenes lúbricas que retrotraen experiencias amatorias impactantes: “Danza demencial de la lluvia/ sobre el piano de la noche./ Una ofrenda lúdica/ gotea quimeras en la memoria./ En mi boca florece una sonrisa,/ no es lícito que te recuerde:/ me vigilan las ventanas./ Diluída y constante,/ esclava anónima del deseo,/ bautizas la infinitud/ de este minuto que se revela./ Mi estirpe de fuego/ exilia los miedos,/ cicatriza las manos/ en el misterio del agua./ Lujuria adentro te trae,/ se electrifica la tormenta;/ apocalíptica, humedeces mis pecados/ en el orgasmo del tiempo.”                                                                                                                                                 
Se luce la poeta Olga Toro Muñoz, consciente de sus genes libertarios, indómita, gestora de su audacia.

YA NO TENGO A QUIÉN LE ESCRIBA de JOSÉ GUILLERMO VARGAS RODRÍGUEZ ( PERÚ ), poeta peruano, conocido a nivel latinoamericano, autor de la antología VOCES ENCANTADAS, nacido en Bambamarca, Cajamarca (1938), respira un aire de sofocada nostalgia al comprobar la ausencia de verdadera amistad. Surgen las saudades y tristezas propias de un poeta que se nutre de las dulces notas de un Sarasate y los vinos tintos jerezanos de añoradas estancias.

En “Las verdaderas cartas de amor…no se escriben”, poesía en prosa, refleja una certera reflexión que tiene que ver con incertidumbres y dubitaiones del amor y la afirmación de cuán difícil o arbitrario es encontrar un auténtico amor.

"Las más grandes epístolas, no se escriben. Se hacen o se las desnuda en un canto de palabras, rodando por las murrias del crepúsculo de una espera. (…) Las verdaderas cartas de amor no son las que se escriben con el fondo de un bolero sensiblero, cuando las cuerdas de su laúd existencial se desafinan por el abandono, sino las que se hacen con el actuar del día a día, las que se transfiguran a través del cordel de una mirada, en el que en ellas, se cuelgan todos los recuerdos… del día o de los años."

Inflamada por un amor posesivo, en MÍO QUE TE QUIERO MÍO de BELLA CLARA VENTURA (COLOMBIA), la poeta asciende su entrega hasta el infinito, al pretender con ansia humana, no como los griegos, quienes hicieron dioses de sus vicios, sino pidiendo perdón por su atrevimiento, intenta elucubrar cómo podría alcanzar la luz del Creador.

Si su sensualidad no fuera tan humana, en EL LLAMADO DE LA ENTREGA podría haber emulado las alturas místicas de una Santa Teresa de Ávila o el ascetismo poético de la célebre mexicana Sor Juana de la Cruz.
                                                                                                                                                    
En ROCAS DE AUSENCIA, Bella Clara hace patente su pasión poética aferrada al calor de su intenso deseo de amar y su inspiración: “Recordé que aún anhelo/ la presencia/ de un fantasma/ hecho al encanto de mis medidas/ con el manto/ a mis pies/ y el rugir del primer león/ que me hizo mujer/ sobre rocas de ausencia.”


LA LONGITUD DEL JÚBILO


En NO QUIERO SER, JAVIER VILLEGAS FERNÁNDEZ ( CAJAMARCA-PERÚ ), exorcisa las veleidades tortuosas de la vida y de los humanos, con un torrente de optimismo: “atestiguo mi pensamiento ante la vida/ y brindo sonrisas a la lluvia.”

TEMPESTUOSA REALIDAD revela los choques y encontrones, la terrible pampa existencial en la cual luchamos y certifica que el combate es desigual. En medio de tamaña tempestad, sin embargo, surgen truenos y relámpagos que el poeta sabe asignarles buenos augurios, rescatando el fogonazo del trueno que anuncia tiempos mejores y la esplendorosa luz del relámpago que rasga los cielos con su momentánea pero eficaz luminosidad. El poeta lo asume en coraje y valentía: “ansiosos de sol, rocío y azúcar”. Una mirada panorámica al suceder de su propia existencia, jalonada de sucesivos obstáculos y avatares.

Tres poemas que se conectan y trascienden. En DIMENSIÓN DE LOS PÁJAROS, Javier Villegas se erige con la grandiosidad de su fastuoso talento poético: “Los pájaros no tienen dimensión de nada/ solo son pájaros y con esa condición se mueren.// Llevan la luz intrínseca en las alas;/ en cada trino, la longitud del júbilo,/ en cada vuelo las piruetas de la vida/ los pájaros tienen la memoria en trinos;/ viven hermanados con el hervor y el cielo,/ no tienen evocación de su historia;/ predicen el huracán y el aguacero,/ las maldiciones que profetizó el búho.// Yo perseguí a los pájaros en mi infancia;/ ellos tienen adivinación de brújulas/ la libertad envidiada, la agilidad de un sueño./ Se remontan sin penarse del pasado./ En las noches, ven ojos de alborada:/ le cantan con tesón a la luz/ cuando la muerte pasea disfrazada.”


ATRAPADO POR EL ETERNO HECHIZO FEMENINO


SEGUÍA LLOVIENDO de JOAN VIVA (PERÚ ), crónica al paso de un viandante, en este caso el poeta se imagina a Vallejo en su estancia limeña, en una noche de garúa infinita, preñada de dolorosas incertidumbres pero nutrida de célebres creaciones poéticas que se perdían conforme llegaban.                                      
En otra veta creativa, su poema VAMP, de un sorpresivo erotismo. Cualquiera diría que es un poema con una óptica sadomasoquista. Si bien lo aparenta, la intencionalidad del aeda es, precisamente el comentario crítico de la personalidad de una vampiresa, que estuvo de moda ,la mujer fatal, sobre todo de esas devoradoras de hombres que aparecieron en el celuloide y que el cine ha querido imponer de algún modo en el magin popular de una época.

El poema revela la aparición, en la vida sentimental del referente, de una mujer excepcional, a quien odia y desea con igual fuerza. Por un lado rechaza sus métodos desenfrenados, por otro se aferra con fuerza inusitada a esa pasión que una mujer de ese calibre le impone. Atrapado por el eterno hechizo femenino: “(…)// Deseo desaparecer de este inicuo/ latigazo que me lacera día a día/ desgarrando mis carnes doloridas/ abrazándome con tu fuego asfixiante/ de tu dominación insana/ corruptora de almas núbiles/ manipuladoramente exitosa/ en tu malévola lascivia/ vil mensajera del demonio.// No te temo pero sí te odio/ con el más fiero de los desprecios/ aún así te deseo porque sin ti/ soy el más insignificante de los mortales./ Mi destino está marcado por las tinieblas/ tenues y opacas de tus cruentos labios/ y las ensombrecidas ojeras de tu mirar.// Debajo de tu amplia capa/ siento aquella malla negra de tus sueños/ envolviéndome sin cesar/ como viuda negra esperando/ devorar las juveniles carnes de mi ser.// Vampira mía sáciate con mi sangre/ y devora mi muerte/ para que sigas viviendo/ mil años más.”


ESENCIA POÉTICA DE UNA VIDA PLENA


EL VALS DEL VIEJO de LUIS YÁÑEZ PACHECO, explora imperiosas remembranzas que se imponen con el paso del tiempo: “De ocasos y nostalgias/ las huellas prendidas en mi alma/ dejó este vals/ casi al final del tiempo.”

AMOR y VALOR PARA BUSCARTE, poemas que seducen. Búsqueda y logros requeridos para convocar la palabra precisa, el susurro intenso, la fascinación del caso: “Llega la noche/ y tomo el talle leve,/ desnudo, de mi sierva;/ me derribo tras ella/ y voy como un relámpago/ en pos de su silencio.// Busco atajos que llevan/ a colinas secretas,/ la amo en plena hora/ del placer y los besos;/ Y cuando ya se aquieta mi alborozo,/ mido otra vez la sed/ irrenunciable/ de mis viejas tristezas.”
Sosegado recuento de un gozo, en un par de poemas que sintetizan la esencia poética de una vida plena.
(En orden de lectura, ha sido el registro personal de una predilección por algunos poemas de la antología VOCES ENCANTADAS de JOSÉ GUILLERMO VARGAS RODRÍGUEZ ( Cajamarca, PERÚ ).

                                                                                                                                    
 







martes, 7 de febrero de 2017

UN POETA PARA PERENNIZAR

CHOTA, CAJAMARCA- PERÚ

JOSÉ ALBERTO LÓPEZ CORONADO



UN POETA PARA PERENNIZAR

Por Luis Albitres Mendo


PARA CELEBRAR EL AMOR Y LA ESPERANZA EN LA POESÍA


LAS VOCES ENCANTADAS ( Maribelina. Casa del Poeta Peruano. Ciudad de Lima, 2016).
Del compilador José Guillermo Vargas Rodríguez, poeta cajamarquino (Bambamarca 1938), excelente promotor cultural. Lo que es Alfonso Larrahona (Chile) y Fredo Arias de la Canal para México, Pepe Vargas es para Perú, a nivel latinoamericano en cuanto a gestión cultural.

Libro editado en homenaje al Megaevento Internacional de Poetas JOSÉ LÓPEZ CORONADO, ocurrido en Chota del 18 al 21 de mayo del 2016. Reunir a los pueblos de América en esta hermosa región cajamarquina fue el objetivo y el logro.

Varios países se hicieron presentes en las personas de sus poetas, para “celebrar el amor y la esperanza en la poesía”, tal como expresó Pepe Vargas en su discurso inaugural.


UN POETA PARA PERENNIZAR


JOSÉ ALBERTO LÓPEZ CORONADO (Chota, 1961), profesor de Lengua y Literatura, promotor cultural, poeta, ensayista, narrador, periodista e investigador de la literatura regional. Sobresaliente pluma en las letras peruanas, de trascendencia latinoamericana.

Fundador del Grupo Cultural WAYRAC. Participante de festivales y encuentros nacionales e internacionales, ha sido antologado por prestigiosos escritores nacionales y extranjeros. Ha recibido importantes premios y distinciones como diplomas, etc.

Entre otros, recibió doble premio Horacio (1993 y 1999)-Derrama Magisterial. En el 2005 el INC CAJAMARCA le otorgó el Premio Kuntur Wasi “por su aporte a la cultura nacional y en el 2005 fundó la Unión de Poetas y Escritores de Chota (UPECH), siendo su primer Presidente.

A continuación mencionamos su caudalosa producción. Obras en Poesía: “Meteorito del Amor” 2007, “Las Coincidencias Supremas y Otros Poemas” 2002, “Alquimia Medieval” 1995, “La Dicha de por sí” 1994, “Canto General a Chota” 1988, “Llevarán tu Nombre” 1984, “A tu oído una ostra marina te dirá mi ausencia” 1983, “Postales de Chota” 1981, “Abuelo de una muñeca”.
Obras en Narrativa: “En salsa roja” 2012, “Las coincidencias supremas y otros cuentos” 2002, “Más de un metro setenta y siete” 1995, relato.

“Antología de Poesía y Narración de Anaximandro Vega” 2012, “El otro lado de la Luna”, “Análisis de Novelas Cajamarquinas” 1999.

Otras Antologías: “Anaximandro Vega, Bajo el ala celeste de Chota”  2010, “Chotanos del Cuento- Primera Muestra Narrativa”  2004, “Catorce definiciones del amor” 2013, “Un quehacer jubiloso hacia el futuro- Antología de Poemas de Chota” 1997, “Brindis por Anaximandro Vega y otros poemas” 1995, “Poemas para el Poeta – Homenaje de Chota en el Centenario del Nacimiento de César Vallejo” 1992.

JOSÉ ALBERTO LÓPEZ CORONADO encabeza, en su calidad de homenajeado, el libro LAS VOCES ENCANTADAS. La selección que hacen de él, poemas de su libro AHORA NO BASTAN LAS METÁFORAS y varios poemas de LA DICHA DE POR SÍ, lo pintan de cuerpo entero: Un poeta que, reflexivo y libre, poetiza los lugares o circunstancias cotidianas, dotando a sus poemas de una originalidad poco común, incluso con una sintaxis singular y un mensaje de riqueza extraordinaria y compleja.


AHORA NO BASTAN LAS METÁFORAS: CORAJE, TRANSPARENCIA Y GENEROSIDAD


Rechazando estereotipos de diversa índole, envuelve plurales verdades y cuestionamientos. La reflexión original renace y engalana. Con fuerza inusitada eleva su objetivo más prístino: Salen a luz con vigor desde su interior, los deseos más transparentes y generosos.

Ahora no bastan las metáforas: “No la indumentaria habrá de distinguirnos./ El terno a la medida no hace al hombre/ ni el peinado o los tacones hacen más alta a la mujer./ Son tiempos de corrupción. Cuidado./ La vida no solo es un paréntesis que encierra/ el año de nacimiento que todos conocemos/ y la fecha lapidaria que ignoramos.// Son tiempos de corrupción y preservarse/ solo cuesta la conciencia elemental de ser./ La gente honesta está en extinción/ que hombres o mujeres son cualquiera/ pero no cualquiera come ahora dignísimo su pan./ Por eso una metáfora no basta en el trato diario/ para justificar un almuerzo que no se avergüence de sí.// Que el pasado no sea pocilga de pobreza humana/ si no emporio de toda la riqueza espiritual./ Que el presente nos permita transitar sin que nadie/ nos señale con el dedo que acusa y que sindica./ Que el futuro sea la mejor referencia de una biografía/ de un ejemplo palmario que se pueda emular/  Quién sabe ser lo que debió entonces vivirá.”
             
Poemas a la medida de los tiempos, escritos hace ya una buena temporada, ponen sobre el tapete, a consideración de todos, la corrupción, el problema más candente que sufre hoy en día nuestro país y que también invade el mundo entero, manifestando la clarividencia y sagacidad lúcida del inteligente autor.

Fuera del libro aludido, añado estos dos siguientes poemas, por su importancia, coraje y vigencia. Continúa la feroz invectiva contra la corrupción, no sin usar ironía y sarcasmo.

SEMEJANTE A UN VIRUS INFORMÁTICO: “La corrupción es –para desgracia de todos-/ semejante a un virus informático. Infecta/ casi a todo ser humano que contacta. Casi.//(…)/ El sida todavía ha sido poco. La corrupción/ lo supera en considerable cantidad e ingenio/ no en víctimas, claro, sino en beneficiarios./ Está atrozmente institucionalizada. La corrupción/ usa terno y corbata, galones y botas militares,/ traje de luces, ropa deportiva y hábitos de monje./ Aparece en la sopa, en las curvas inhóspitas de las carreteras/ en los tarjeteros de los bancos, en una receta médica.// (…)/ …revise usted su espejo/ podría no ser suya la imagen que proyecta/ pues todo parecido no es más que la pura realidad.”

Cáustico y mordaz, tal como conviene a la temática abordada, con una sutileza apabullante, con mucha valentía nos dice una verdad inobjetable, a través de los siglos, el oro solo ha traído muerte y traición, por él aparecen crímenes y surgen las ambiciones más atroces y sin embargo, jamás contribuirá a la vida, nunca tendrá la importancia del agua.

EL ORO: “Definitivamente/ el oro vale más que muchos/ millones de vidas/ humanas/ y toda la flora y fauna/ de nuestro hábitat.// No para todos, claro,/ pero qué les importamos.// El oro no mide/ la dimensión humana./ Mide la parte metálica/ de algunos corazones./ Pero los hombres somos/ finalmente mortales.// Para ser oro el oro/ se bebe todo el agua limpia/ de nuestros manantiales./ El oro complace a los más vivos./ Pero nadie puede disfrutarlo/ después de muerto.// Definitivamente/ el oro no vale para vivir/ sino para matar/ la vida de los hombres/ y toda la flora y fauna/ de nuestro hábitat.// Y sí que nos importa, porque/ el oro vale muchos millones de vida.”


LA DICHA DE POR SÍ: CON LA CLARA INTENCIÓN DE ETERNIZARLA, LA QUÍMICA EXACTA, MAESTRÍA TÉCNICA Y FUERZA CREADORA.


Exultante originalidad. Ideas y pensamientos respecto al enamoramiento y al amor. Poema 3: “La idea te retrata en mis ojos cerrados/ y el sentimiento te reduce a un solo suspiro/ (…) En la ciudad tu calle me tiene a ojos vista/ y en el campo te encuentro en toda la floresta/ ¿Qué es el amor decidme/  Quijote y Sancho míos?”

Carlos Campos Vásquez escribe, a propósito de “La dicha de por sí”: “Fuerza creadora o razón incontrolable. (…) en el limbo del arte y la vida real. (…) solo escriben poemas de amor quienes están enamorados. (…) la poesía de Beto tiene lo que pocos escritores han logrado, la química exacta. (…) Pero el amor es magnánimo y a la vez escrupuloso, el poeta lacta de su vertiente y, como es evidente, también puede señalar el derrotero, diseñar la arquitectura del poema. (…) casi un impromptu surrealista. Esta aparente contradicción no es más que el equilibrio exacto que ha logrado articulando con maestría técnica y motivo. (…) José López Coronado ha logrado de esta manera la unidad, la solvencia y la estética necesarias. Con un lenguaje transparente ensambla su creación con la clara intención de eternizarla”.  Cabal, perspicaz y sesudo comentario crítico publicado en la Revista Literaria “ALGARROBO”, Barcelona – España.


INCIDIENDO EN DETALLES INÉDITOS, ESPLENDOR EN SU ESTRUCTURA INTEGRAL Y HUMANA


En el Poema 4, disquisiciones alrededor de una impresión radiante; pero en el Poema 6, despoja al romanticismo de ese lado melifluo de otros tiempos, de tradiciones anteriores, desmitificándolos:

Es posible que ahora los versos/ ya no sean como los anteriores/ Trémulos Osados Abismales/ Ahora tú eres mi poesía/ Clásica y Moderna Monda y Lironda/ Más que nunca al margen de la lucha de clases/ porque jamás andamos por las nubes/ somos carne y hueso sensible y mortales/ ¿Sabéis que nuestro beso/ es un acto político y humano ?”.

El Poema 9, resuelve con grandes galas lo que significa un amor de verdad: “Tú quieres que yo sea la lluvia/ que Universal humedece tu planeta/ meteoro que taladre tu atmósfera magnética/ yo quiero que tú seas la cumbre/ que descalzo siempre escalo/ el valle donde crezca como cañaveral/ la dicha de por sí/ ¿cogiste pararrayos/ relámpagos mi seña?”

Erotismo signado de imágenes que compendian naturaleza y cosmos. En Poema 10 se eleva, combinando ecología y Eros, incluso trae a colación la obsesión del milenarismo, la obtención de La Piedra Filosofal:
“Las piedras de nuestra piel se han chocado/ y una chispa incendia los bosques y praderas/ Fundamos todos los minerales/ que tenemos los dos entre la carne/ Para obtener un gramo de oro/ habremos que demoler nuestros dos continentes/ La teoría de la explosión dice/ que viene otro sistema planetario/ ¿Hasta cuándo se escribirán/ Canciones y poemas de amor ?”

Las palabras no lo expresan todo, eso es muy cierto: “(Exprime la naranja y sórbela)/ la píldora se traga como a muerte intempestiva/ y la vida se mastica a diente natural.// Los hombres que nunca filosofan/ ignoran que las palabras no lo expresan todo./ Por ejemplo, el amor se lo pregona,/ se lo expresa./ El poeta define sus sabores en la lengua.// Ajá. El quid de la lírica reside/ en no imaginar al ser amado en circunstancias/ cotidianas ridículas (defecando por ejemplo)/ para liberarse de la angustia de la realidad.// ¿Se le ha ocurrido, compañero, imaginar/ que el dictador más sanguinario/ sea un bestia inofensivo/ con el trasero al aire?/ Lo más lógico es pensar que estoy escribiendo/ ignorado este viernes por la noche/ en un pueblo en el Perú”.

Sin llegar a cierta coprolalia, que por otro lado podría ser oportuna, de acuerdo al tema, José López Coronado,irónico e iconoclasta, desnuda su poiesis a tal punto, sin ningún miramiento ni aspecto pudibundo consiguiendo que el poema se defienda por sí solo en todo el esplendor de su estructura integral y humana, incidiendo en detalles inéditos. Bastaría con esta tremenda originalidad para pasar de inmediato a la historia de la poesía latinoamericana. No obstante, la oceánica riqueza de su creación literaria integral será motivo de estudios especializados y más completos, por la vastedad y profundidad de su producción.




lunes, 28 de noviembre de 2016

CHIQUIÁN – PERÚ: NALO ALVARADO



CHIQUIÁN – PERÚ
NALO ALVARADO BALAREZO
LOS PREMIOS OCULTOS

Por Luis Albitres Mendo

“En esta vida…el único premio merecido es aquel que nunca llegará”
Gaetano Longo

Lamentable, y por qué no decirlo, extraño, que un literato, un escritor como Nalo Alvarado Balarezo, con tantos lauros y méritos, impulsor de prestigiosos medios impresos y digitales, para mencionar solo algunos: SENTIMIENTOS (poesía), DEL BUEN TRIGO (cuentos) y los Blogs “CHIQUIÁN QUERIDO” y “CHIQUIÁN Y SUS AMIGOS”, autor prolífico de otros poemarios, narraciones y semblanzas varias, no haya sido reconocido en forma relevante y premiado por sus paisanos. Atentos AEPA y Municipio Provincial de Chiquián, Bolognesi, Ancash.

Desde su tierna edad se nutrió del apego al terruño. Desde entonces el amor y la belleza rigieron su vida. Narrador innato, Nalo es un fabulador compulsivo, así como lo leen pues en todo momento está fabulando y su oralidad es tan encantadora como su escritura. Sus oyentes, sean niños o adultos, no se cansan nunca de escucharlo, pendientes de las historias, anécdotas o chascarros que cuenta.

Estas cualidades le vienen de ancestro. Al igual que le sucedió a García Márquez, a Nalo en su familia, su abuelita, padre y madre, hechizaron sus días y noches infantiles con cuentos, mitos y leyendas. En su hogar, y tal parece que en toda Chiquián, la fantasía y los prodigios orales eran pan del día.

Sus relatos poseen el olor de la tierruca, ese maravilloso aroma de la tierra amada. Nos transportan a disfrutar de nuevo las primaveras en el campo, mañanas a pleno sol o recibir la lluvia con brazos y labios abiertos y saborear lentamente recuerdos gratos de celebraciones, ferias y festejos, contrastar remembranzas guardadas en lo recóndito del alma, recuerdos que se paladean.

Fue a causa de una coordinación que tenía que realizar, debido a una convocatoria del Ministerio de Educación y la OEI (Organización de Estados Iberoamericanos), sita en Miraflores, que recibí una gratísima sorpresa. Cuál no sería mi alegría, al recibir de manos de Amelia Castelli, alta funcionaria de la OEI, un valioso ejemplar, en una publicación de lujo, el Catálogo de Artistas Iberoamericanos Migrantes (ARTISTAS EN MOVIMIENTO), donde entre miles de aspirantes ha sido seleccionado y publicado nuestro querido amigo Nalo Alvarado Balarezo (págs..84 y 85).

AFERRADO A LA LITERATURA DE SU QUERENCIA

Se trata de un certamen “Inmigración y Cultura en un Mundo Globalizado”. En la sección Literatura y más…fue el único peruano antalogado, junto a autores de Ecuador, Paraguay, Colombia y México. Esta selección fue realizada por un Jurado Internacional conformado por el Instituto Cervantes y la Fundación DIRECTA.

Fueron convocantes la ya mencionada OEI, el Gobierno de España, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el IDIE (Instituto para el Desarrollo y la Innovación Educativa).

En las páginas consignadas a Nalo se ha incluído un fragmento de su creación literaria en prosa “Navidad de los Pobres”.

Él mismo nos cuenta la razón de su pasión por la literatura:”En los lugares donde laboré como policía y en los países que visité por razones de estudio y solaz, puse en práctica la técnica de narrar, aprendida en el seno policial, y vieron la luz: cuentos, semblanzas, novelas y poemas, que han sido publicados en libros, revistas y páginas virtuales. Considero que mi obra, como ligazón vivificante entre mi pueblo y sus hijos esparcidos en el mundo, es producto del desarraigo, motivado por el proceso migratorio del que formé parte, siendo el tema recurrente la etapa de mi existencia vivida en Chiquián, pues como lo señaló Rainer María Rilke “la verdadera patria del hombre es la infancia”.

“Chiquián: Relatos Campesinos” (2007), es el libro seleccionado, con 65 cuentos, en un total de 415 páginas. Nalo opina, que el escritor “se constituye en el puente de la esperanza por el retorno a la querencia, que siempre está latente en el mundo interior del individuo”.

Con sus dos obras escritas y sus dos páginas virtuales, “las más visitadas de Latinoamérica”, contribuye “a la solidez de ese puente, quizás invisible, entre mis coetáneos errantes y mi pueblo” buscando, por esos medios, “el efecto multiplicador”.

Nalo se define netamente pegado a la tierra que ama “como uno de los depositarios de la tradición oral de mi pueblo, plasmo en el papel sus usos, costumbres y tradiciones, orientados a reforzar la identidad”.

Complementa que él “…en su afán de recuperar el sentimiento de pertenencia, se aferra a la literatura de su querencia”, “…desde el 2000, jubilado con beneficios económicos de general de la Policía Nacional del Perú, vengo contribuyendo a través de mis relatos al fortalecimiento de la identidad y la visión de futuro de Chiquián, con valores de respeto a la naturaleza, a la multiculturalidad, el multietnismo y el multilingüismo, para un desarrollo armónico abierto a las oportunidades, sobre todo de los niños y jóvenes”.

Su formación y experiencia artística no es nada desdeñable. Ha realizado cursos de “Escritura Creativa” y “Estilo Literario” en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Además, según consta en el Catálogo, ha participado en cursos de Lectura Veloz y en el Taller de Narrativa “Metodología y Técnicas de Escritura”.

Su experiencia artística la ha realizado a lo largo de 35 años, en los que ha estado escribiendo cuentos, poemas, semblanzas y novelas. Su producción ha sido difundida en 4 libros editados en junio del 2007 por las Bodas de Oro del Colegio “Coronel Bolognesi” de Chiquián (Perú) y 3 libros en mayo del 2009 con ocasión del XVIII Encuentro de Escritores y Poetas de Ancash (Perú). Asímismo ha sido antalogado junto a otros escritores en revistas y libros.

PREDIGISTADOR DE IMÁGENES DESBORDANTES

“La experiencia estética es solo comparable, es un decir, con la experiencia mística o erótica”
Vicente Leñero

Sus bellos poemas y las famosas hilachitas, como las llama, cargadas de un hechizo emocional poco común, además del placer estético conducen a la reflexión. Henchidos de un sentido filosófico, sabiduría allegada a la naturaleza. Ecológicos, sus poemas abogan por la excelsa magnificencia de los paisajes que captaron sus pupilas de niño y los lugares que visitó en su infancia y que son actualmente objeto de peregrinación.

Nalo, predigistador de imágenes desbordantes, fantásticas, amables con la naturaleza, los pueblos y sobre todo con los seres humanos.

Lirismo y romance en su inspiración poética. Con la sencillez de un léxico primigenio, sus hilachas poéticas han sido escritas desde su mocedad.

Intermitentemente, sus familiares y amigos recibimos, vía internet, hermosas muestras de su vena poética, que pertenecen a su libro “SENTIMIENTOS”.

La ternura de su inspiración, la felicidad de su infancia, y la temática netamente bucólica, reflejan sus vivencias y son brillantemente presentadas con ilstraciones fotográficas y la música justa y precisa. Ellas hacen las delicias de los afortunados cibernautas que recibimos estas originales inspiraciones.
La bondad y sabiduría de las personas que han influído en su formación (padres, familiares, maestros, vecinos y amigos) han hecho de su vida infantil y adolescencia, un paraíso y fuente de constante inspiración.

EL JOLGORIO Y LA FELICIDAD DE NARRAR


“Habría que buscar el modo de convertir la belleza en necesidad”
Ana Michaels (novelista canadiense)

Nalo nació junto al mar, en Barranca, un 15 de junio de 1951; muy niño, sus padres lo llevaron a Chiquián, en la mítica región de Ancash, donde creció y se educó rodeado de todos los tonos del arco iris, arrullado por todos los matices del verde y con un fastuoso telón de fondo, el deslumbrante Huayhuash, picos nevados sorprendentes y protectores, una catarata de ensueño, arroyos mágicos y paisajes incontrastables, dulcemente al compás de músicas de égloga y jolgorio espiritual.
Cuentos cortos que dejan en los labios la miel literaria, han sido concebidos con el lenguaje del pueblo, con el habla cotidiano de la santa tierra.

Narraciones breves, exquisitas, tan agradables, como los platos típicos de Chiquián, paraíso verde, tierra feraz que forjó una personalidad tan singular, orlada de bonhomía y generosidad.

Estas sabrosas narraciones figuran en su libro virtual “DEL BUEN TRIGO”, escritas con una picardía reveladora de un humor popular, dicharachero.

LOS NIÑOS VEN EN LOS MAESTROS UN ESPEJO

Los maestros profesores en general, al leer los poemas y cuentos de Nalo, aquilatamos, cómo cualesquier primicia influye tanto en el ánimo de un niño inquieto, cuya vida posterior vivirá recordando las enseñanzas o yerros tanto de sus progenitores como de sus maestros.

Vivirá de acuerdo a lo que vio. Los niños reflejan, son fruto de sus profesores. Y cómo, algún detalle, carente de importancia en apariencia, cala hondo en el espíritu de un niño, sobre todo cuando se trata de una injusticia. Afortunadamente Nalo de niño, postergado en la lectura de su cuento, no perdió jamás su pasión por la escritura. Cuán trascendente, importantísimo es que los maestros sean paradigmas para sus niños y se esfuercen en no cometer ni errores ni injusticias pues recuerden que permanecen marcados para siempre y el mal puede convertirse en un caso irreversible.

EL FOTÓGRAFO QUE AFANOSAMENTE BUSCA CONCEDER FELICIDAD

La fascinación que producen las fotografías en los seres humanos la podemos percibir mes a mes, en los carismáticos envíos virtuales que Nalo Alvarado, con lujo de detalles, edita con motivo de los cumpleaños mensuales de sus paisanos de la bella ciudad de Chiquián.

Entremezcladas fotografías recientes y antiguas, el color de aquellas y los sepias o blanco y negro de éstas, retrotraen los estigmas del pasado o las glorias del presente, produciendo, reiteradamente, en los antiguos vecinos, entrañables ex compañeros o amigos de toda la vida, la bendita alegría de la añoranza o los felices estruendos emocionales de la identificación.

Nalo, según confesión propia, trae consigo esa pasión por la fotografía desde un detalle de su niñez: recibió como obsequio de cumpleaños una cámara. A causa de ello practicó desde niño la fotografía, haciendo de ésta su entretenimiento favorito.

Muy pronto descubrió el brillo en los ojos y la felicidad reflejada en los rostros cuando él regalaba, a diestra y siniestra, los productos de sus tomas. Nalo, generoso y regalón, obsequiaba a troche y moche las fotos obtenidas, ganando desde aquel entonces el cariño y gratitud de su gente.

Desde entonces ya nunca más ha dejado de regalar fotos. Hoy en día las obsequia, vía internet, a raudales. E, incluso familiares, amigos, paisanos y conocidos en general, exigen y extrañan solazarse o mejor dicho, extasiarse con los recuerdos y las dichas del pasado y el presente, congeladas por el lente.

Nalo, excepcional fotógrafo, cuya pasión es conceder alegría y felicidad a sus semejantes, tiene miles de fotos de todo el país. Pueblo o ciudad que visita ingresa en su catálogo, en el concierto de su repertorio. De lo que yo he apreciado debo resaltar las impresionantes y bellas tomas de Chiquián, Santiago de Chuco, Cusco, Lima y otros. Constituyen un conjunto de fotografías de gran calidad de mucha jerarquía estética, dignas de ganar premios y ser exhibidas en las mejores capitales del mundo. Tanto que muchas andan dispersas, son expuestas sin firma, sin aludir al autor, como esa famosa vista, tomada desde los portales del Cusco, dejándose ver las dos iglesias de su plaza mayor y así otras…que navegan en la red.

LA MAYOR GRATIFICACIÓN DE NALO

Nalo Alvarado Balarezo, en realidad, un adalid, un paladín de la unión de sus paisanos, ellos mismos lo proclaman así. Por todos los medios trata de convencerlos, los insta a sentir orgullo por los triunfos obtenidos por sus coterráneos, proyectando este sentimiento a otras latitudes.

Los premios ocultos para Nalo son los innumerables seres humanos a los cuales alegra, cada día que pasa, recordando sus onomásticos, celebrando aniversarios felices de sus pueblos amados, rememorando con cariño a sus seres queridos que se van o se fueron, exaltando –y aquí sus semblanzas son de antología- las virtudes de seres excepcionales, como maestros, autoridades o simples seres mortales que lo ayudaron a crecer.

El mayor premio para Nalo, percibir o imaginar la felicidad en los rostros de todos sus paisanos y amigos, al percatarse que han sido galardonados con fotografías y música en la web, justamente en los blogs, tan visitados a nivel mundial, “CHIQUIÁN QUERIDO” y/o “CHIQUIÁN Y SUS AMIGOS”.

Premios ocultos, todos los momentos gratificantes que procura a familiares, antiguos compañeros de estudios, ex vecinos, paisanos y amigos entrañables, cuando aparecen en pantalla digital, fotos, nombres y comentarios. Y todos ilustrados utilizando las últimas versiones de Photoshop y otras técnicas.

Premios ocultos son, en fin, los miles de cibernautas que leen ávidos todas las manifestaciones de su caudalosa, despabilada y jubilosa literatura, ora emotiva y romántica, ora nostálgica, plena de saudade, ora elegíaca, pero siempre preñada de una luminosa presencia esperanzada, plasmada con plurales matices de ingenio, estética e inteligencia.

Premios, son los innúmeros correos que recibe de gentes sencillas de Chiquián, tierra a la cual tanto ama, quienes agradecidos y eufóricos, escriben entusiasmados, satisfechos al verse retratados en los artículos de Nalo.

Lo más admirable, a Nalo, en sus blogs, nunca se le pasa una fecha importante, de cualquier índole, aniversarios cívicos, patrióticos, políticos o culturales.

Él está atento a todo acontecimiento memorable. Por eso es leído por tanta gente, con tan acucioso interés, donde hay un peruano, latino o español. Por este motivo, vía internet ha conseguido amigos a nivel planetario.

Probablemente sus blogs son más conocidos en el extranjero que en su propio país. De hecho, son los blogs más leídos en Iberoamérica.

Además, por sus famosos blogs pasan todos los días, casi el 95% de la difusión y publicidad de todos los grupos culturales que ofician en la ciudad de Lima y, sin embargo, con pocas excepciones, no siempre hay gratitud a la hora de los premios y distinciones.

Hace algún tiempo, premios para Nalo fueron las sonrisas agradecidas y candorosas de cientos de jóvenes, niñas, adolescentes y profesores, asistentes a sus estupendos talleres de Creación Literaria,
Dichos talleres fueron dictados en la Gran Lima (Barranco, Rímac, Comas, San Juan de Lurigancho y Callao). La juventud estudiosa, sedienta de cultura, recibió sus clases magistrales en lo que concierne a creación literaria, asimilando sus valiosos aportes, demostrando, una vez más, que existe mucho talento disperso a lo largo y ancho de nuestra patria. El asunto consiste solamente, en saber entregarles un estímulo y muchas motivaciones.

LA SED DE INFINITO QUE INVADE A TODO SER HUMANO

Nalo Alvarado Balarezo intenta, con todo lo que escribe, vencer a Tanathos (la muerte) con Eros (el amor) y se esfuerza por lograr su cometido. Flota, sin embargo, en el ambiente cotidiano de la vida, en la atmósfera vital de cada uno de los seres humanos, el esplín de la vida, esa especie de insatisfacción existencial, a la cual estamos enfrentados todos, sin excepción.

Aquí cabe traer a colación unas sapientes palabras de los primeros siglos de la Era Cristiana. “Inquieto estará nuestro corazón hasta que descanse en Ti”, sentenciará con sabiduría San Agustín, Obispo de Hipona y Doctor de la Iglesia, desde aquel entonces. Algo que no pierde vigencia nunca.
La literatura de Nalo Alvarado Balarezo, en los géneros de poesía, narrativa y semblanzas, con toda la capacidad por enfocar lo mejor de personas, circunstancias, poblaciones, fechas y paisajes, al fin y al cabo, un certero afianzador de su personalidad literaria, nos llega cargada de estertores espirituales que claman por algo más, algo que calme su sed de infinito.