sábado, 26 de octubre de 2019

CAJAMARCA!!! ¡HOY POR FIN HA SONADO EL CLARÍN! Por Luis Albitres Mendo


CAJAMARCA


HOY POR FIN HA SONADO EL CLARÍN


Por  LUIS ALBITRES MENDO


Venciendo la apatía y el prolongado receso por los aún irresueltos problemas económicos que viene sufriendo la región, Agosto, para Cajamarca, constituye un mes singular, fuera de serie.

En cuanto a turismo y festividades varias, aparte de la fechas de carnavales, febrero o marzo, aparte de Semana Santa, y en fechas muy cercanas a Julio, con todas sus parafernalias patrias, ferias de FONGAL, etc., la fiesta patronal de la Virgen de la NATIVIDAD en el balneario Baños del Inca, en el mes de Setiembre, culmina esta excelente temporada.

En cuanto a deportes, también coincidió durante este mes de agosto, un concurrido Campeonato Internacional de Vóley.

Agosto 2019, ha sido mes de la IV Feria del Libro, del Aniversario N° 16 del Grupo Dancístico y Folclórico ORÍGENES de Baños del Inca y de la Fiesta del Colegio SAN RAMÓN, que culmina con un emotivo, carismático y solemne desfile de Promociones del centenario y emblemático Centro Educativo,

TRADICIONAL EMPUJE DEL CAJAMARQUINO: IV FERIA DEL LIBRO DE CAJAMARCA

 

Haciendo honor al tradicional empuje del cajamarquino, su natural proclividad a conseguir el éxito, CAJAMARCA, dio el toque de seguir en el camino, de avanzar.

La Feria del Libro en su cuarta versión, constituyó un éxito, no inusitado, más bien esperado y celosamente preparado por los organizadores, diestros poetas, escritores y demás profesionales cajamarquinos, a los cuales se les felicita.

MARCO MARTOS CARRERA, connotado poeta, escritor y profesor universitario y actual Presidente de la Academia Peruana de la Lengua, con sede en Lima, quien ha recorrido casi todo el Perú, invitado a ferias de libros, afirmó fehacientemente, durante la ceremonia de Inauguración, que de las muchas ferias visitadas, Cajamarca se ubica entre las mejores, especialmente por la exactitud de horarios y la puntualidad con que inician y reinician las diferentes actividades culturales, llámense ponencias, presentaciones de libros, recitales, charlas magistrales, muestras artísticas y fílmicas, etc.
Un magnífico aval, viniendo de la autorizada personalidad que lo pronunció. Y un grato estímulo para mantener esta tradición, a fin de continuar con este positivo atributo que contribuye con la buena marcha de un evento que ha logrado alcanzar esta jerarquía a nivel nacional.

La feria del libro de CAJAMARCA, IV FELICAJ, ubicada en el céntrico Pasaje de la Cultura, a un paso de la histórica Plaza de Armas, obtuvo en esta ocasión, una gran acogida del público, ávido de incrementar sus conocimientos. Durante casi todos los actos culturales el auditorio se vio abarrotado de gente, jóvenes y niños principalmente.

La organización estuvo excelente y ya está planteada la clave del éxito para años venideros.

Felicitaciones a organizadores, colaboradores y auspiciadores. Y en especial al talentoso y creativo artista cajamarquino, de apellido Urteaga, autor de los dos últimos afiches de FELICAJ (2018 y 2019).

Su arte, enfrascado en los niños, es sumamente atractivo, pleno de un candor infantil y exaltación de lugares entrañables de la ciudad. Seguramente es pariente o familiar del gran MARIO URTEAGA, el admirable pintor y fotógrafo cajamarquino, ícono del arte no solo peruano, también de América Andina, ya que es el único autor peruano que tiene una obra exhibiéndose en el Museo de Arte Moderno en Estados Unidos. Constituye un timbre de orgullo para nuestra Patria.

El título de esta reseña, tomado de uno de los versos del Himno a Cajamarca, cantado con gran entusiasmo cada domingo en el izamiento de las banderas, peruana y cajamarquina.

Algo inaudito. A quién se le habrá ocurrido añadir otra bandera más, dizque de la región, o gobernación ahora, y encima en blanco. Totalmente errada esa decisión. Un gasto inútil.

TRADICIÓN GLORIOSA, VIDA FECUNDA, VÍNCULO DE FRATERNIDAD


En esta ocasión, domingo 30 de agosto del 2919, se cantaron los himnos, primero del Perú, luego de Cajamarca y luego el de San Ramón, durante el marcial desfile de alumnos y exalumnos, la tradicional marcha de promociones del Colegio San Ramón y sus invitados especiales.

Este año vimos, desfilar en su homenaje, a representativas delegaciones de exalumnos, con sus respectivas esposas, de colegios centenarios como el San Juan de Trujillo y el San José de Chiclayo. Pasaron con sus respectivas pancartas.

También precedidos por un bosque de gallardetes y otros premios los acompañaron en el desfile alumnos y alumnas del prestigioso IEP Ramón Castilla que también celebra  un aniversario más.

La fiesta del Colegio San Ramón compromete a toda Cajamarca. Involucra a todos los cajamarquinos, ya sea a padres, hijos, sobrinos o hermanos. Algunos de ellos, por lo menos, han pasado por las aulas luminosas de este Centro de Estudios, ágora del saber.

La ciudad entera vibra con este aniversario, por ser el faro en la enseñanza y aprendizaje, a través de los años, historia y presencia, en las juventudes cajamarquinas.

No en vano, uno de sus preclaros maestros, fue TARCISIO BAZÁN ZEGARRA, ínclito profesor de Lengua y Literatura, quien creó, con sutil sencillez y genialidad, el lema de los sanrramoninos, quienes lo exhiben con caracteres de oro, con mucho orgullo y pundonor en sus pancartas, al desfilar en forma arrogante, frente a familiares, vecinos y autoridades: “TRADICIÓN GLORIOSA, VIDA FECUNDA, VÍNCULO DE FRATERNIDAD”.

Con esa divisa, extraordinaria consigna, se han educado la mayoría de los pobladores de Cajamarca. Y se constituye, por ello, en contraseña de los sanrramoninos, los cuales prometen no olvidarla jamás, tal como reza uno de los versos del coro del Himno a San Ramón, cuya letra pertenece  a Carlos Zumarán y la música a Jorge Cohen V.

Con ella se han forjado centenares de promociones, y llega a ser, entre otros, el fabuloso emblema de los genuinos cajamarquinos.

APEGO A SU TIERRA Y AMOR A SU GENTE

 

Las letras de los himnos: de Cajamarca y de San Ramón tienen un tinte especial. Ambas disponen de un sabor emocional impactante y se complementan prodigiosamente con los universos intrínsecos del carácter y la tipología cajamarquinos, el apego a su tierra y el amor a su gente.


“Hoy por fin ha sonado el clarín”, emblemático verso del himno a Cajamarca. Alude al típico instrumento cajamarquino, único en su género. Armando Massé Fernández, autor de letra y música, manifiesta el esperanzado clamor del pueblo cajamarquino, que en la actualidad, muy bien podría aplicarse al pueblo peruano y andino americano en general, dadas las circunstancias y el implícito deseo de justicia, prosperidad y paz (Perú, Ecuador, Chile, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Argentina, Brasil, por nombrar algunos).

Paralelamente a todas estas actividades varias, pudimos contemplar también, en el Patio Principal del Complejo Belén, sede del Ministerio de Cultura-filial Cajamarca, bajo las arquerías de la iglesia de Belén, una estupenda muestra de escultura contemporánea a cargo de alumnos de los últimos años de la Escuela de Bellas Artes Mario Urteaga.

Desafortunadamente, no obtuvimos catálogo alguno que nos diera pie para explayarnos un poco más.  Pero ahí van algunas fotografías captando su jerarquía estética.

Vimos también cómo se preparaban para el montaje final de una gran muestra fotográfica con temática arqueológica, conmemorando 25 años de la visita de prestigiosos arqueólogos japoneses. El local asignado era la sala del antiguo Hospital de Varones.  

Tales festejos y actividades culturales expresan a las claras, incesantes inquietudes intelectuales, culturales y artísticas, que vienen cultivando en estos ambientes, propicios para la reflexión y la elevación y que nutrieron los espíritus de los cajamarquinos en estos soleados días transcurridos en la acogedora ciudad de Cajamarca.  



















No hay comentarios:

Publicar un comentario